La osteopatía como fuente de salud

La osteopatía como fuente de salud

La osteopatía es una terapia manual que se basa en la premisa de la elasticidad de los tejidos, como punto de partida para el equilibrio del organismo, de que no haya ninguna estructura que tenga su movilidad comprometida. Así hablamos de que cuando hay algún órgano, músculo, articulación, tejido etc... que ha perdido su capacidad de movimiento, deslizamiento, pulsión o vibración, se desencadenan procesos de compensación para asegurar precisamente esto, la garantía de la movilidad, hasta que que el sistema no puede compensar mas y se desencadenan una serie de síntomas asociados.

Tenemos así que un esguince, por ejemplo, no tratado correctamente origina una serie de compensaciones que generaran problemas de rodilla, cadera o incluso cervicales. Esto nos indica la relación que hay en el organismo con todas las estructuras que lo componen. Somos un complejo sistema que esta íntimamente relacionado y comunicado, de ahí que no debamos tratar una dolencia de manera aislada.

La osteopatia es una herramienta maravillosa que integra todas las partes del cuerpo para restablecer el equilibrio natural del mismo. y posee tres ejes fundamentales que integrados de manera correcta nos llevan a la búsqueda de ese equilibrio. La osteopatía craneosacral, visceral y estructural trabajan conjuntamente para salir del desequilibrio.

 

Osteopatia craneosacaral

Establece la íntima relación entre los huesos del cráneo y el sacro. A través de unas membranas de tensión recíproca llamadas meninges (duramadre, piamadre y aracnoides) y bañadas dentro de un sistema cerrado por el líquido cefalorraquídeo conectan el organismo de una manera muy eficaz.  Podemos tener por ejemplo, dolores de cabeza originados por una caída sobre el coxis provocados por esta estrecha comunicación que da tensión al sistema tanto localmente como a distancia.

Por otro lado el cráneo no se comporta como un hueso único, si no como el conjunto de varios huesos que se relacionan y mueven al compás de una respiración primaria, distinta a la producida por el sistema respiratorio.

La finalidad es detectar esa perdida de movilidad y bajo unas leves presiones con nuestros dedos devolver la amplitud de moviendo perdido.

 

Osteopatia visceral

Todo órgano o víscera está recubierto de una fina tela ( hoja visceral) que protege y sirve de punto de apoyo para el deslizamiento sobre órganos o vísceras anejas, asegurando así la movilidad y la motilidad de estas estructuras y que posibilita el buen funcionamiento de las mismas.

El trabajo va encaminado en recuperar el dinamismo de los tejidos que han perdido su movimiento por un traumatismo, una intervención quirúrgica, un proceso infeccioso, etc… Ademas el trabajo se realiza en los ligamientos de sostén que dan estructura al paquete visceral.

 

Osteopatia estructural o musculoesquelética

Nuestra organismo es un completo sistema de huesos, músculos, tendones, ligamentos y articulaciones que dan soporte y posibilitan movimiento al ser humano. Por tanto la fluidez de estos componentes aseguran el buen funcionamiento del conjunto.

El objetivo en este caso es el desbloqueo de articulaciones vertebrales, devolver la elasticidad a la musculatura que ha sufrido algún tipo de adherencia en su sistema fascial ( fina hoja que recubre cada paquete muscular) y solucionar compensaciones locales o a distancia provocadas por alguna tipo de lesión.

 

Sistema fascial

Es una compleja estructura que viaja por cada rincón del organismo para conectarlo de manera muy eficaz y que explica esa relación de la que os estoy hablando. No solamente esta comunicación se da a través de un vasto sistema circulatorio, si no también a través de un magnifico sistema nervioso y un gran sistema linfático .

Sabréis de lo que hablo si os gusta la cocina, esa telilla fina y casi transparente que envuelve la carne es la fascia. Ésta de extiende por todo el organismo y lo conecta.

 

Bien, ¿cómo damos cuerpo a todo esto para entenderlo?.

Por lo tanto, hablamos de movimiento, deslizamiento, elasticidad, conexión, trabajo global, etc., para volver al inicio de estas lineas y es la importancia de atender a este concepto de la elasticidad de todo cuanto hay en nuestro organismo. Y la osteopatía trabaja a estos niveles para interrelacionar todo el organismo.

Un ejemplo de esto puede ser este: un accidente de coche que nos ocasiona un esguince cervical en la tercera vértebra, nos da un compromiso a ese nivel del nervio frénico que inerva el músculo diafragma (principal músculo respiratorio) y hace que este no de la información nerviosa correctamente, lo que se traduce en una mala función del mismo, que afecta a la oxigenación por falta de movilidad del mismo. Como este músculo tiene una acción directa sobre la zona del epigastrio puede ocasionar problemas digestivos. Los pilares de inserción del músculo están en las vértebras lumbares, compartidos con el músculo psoas dotándole de mayor tensión provocando dolor en la cadera del lado correspondiente y así sucesivamente podríamos desentramar toda una cadena causal que si no es integrando varios sistemas no podremos solucionar el problema que nos presente de manera exclusiva cada paciente.

 

¿Qué os puede animar a acercaros a ITH Qi?

Cualquier sintoma por pequeño que sea nos está hablando de un desequilibrio ya sea del aparato locomotor, digestivo, circulatorio, respiratorio etc, que tenemos que atender y valorar para elaborar un plan de tratamiento y seguimiento adecuado. Así tendremos una mejor calidad de vida y podremos disfrutar, sin limitaciones ni dolor de ella.

 

Equipo de ITH Qi

Síguenos en Facebook

Últimos Tweets

Solicita más información

Estamos a tu disposición para cualquier consulta sobre los servicios que ofrecemos ¡Pregúntanos!

info @ qiespacioenequilibrio.es

Contacta con ITH Qi